¿Vas a llevar tu coche a un taller mecánico en Valencia? No cometas el error de ir al primero que te encuentres, desde nuestro centro te recomendamos una serie de tips mínimos que un taller decente debe respetar:

- Debe estar debidamente identificado. Los talleres han de tener colgada siempre una placa oficial en la puerta. En ella deben aparecer de forma clara las siglas de la provincia, la serie numérica del registro industrial y la actividad que se desarrolla: la llave inglesa significa taller mecánico; la flecha quebrada, reparaciones eléctricas; un martillo, reparaciones de chapa, y una pistola de pintar que se pintan carrocerías.

- Orden y limpieza. Fundamental, aunque de entrada no te parezca tan trascendente. La capa de polvo sobre las estanterías de un taller mecánico en Valencia es un buen indicador del nivel de desidia del dueño del centro.

- El taller debe estar perfectamente adecuado para los trabajos que allí se realicen: un buen centro como el nuestro, Talleres Voramar, tiene bien delimitadas las diferentes áreas de trabajo, todas ellas separadas claramente de la zona en la que se guardan las herramientas, los recambios...

- Personal: está claro que no es necesario que los profesionales del taller vistan de etiqueta, pero al menos deben usar la ropa especial para su trabajo. Este detalle también te hará ver con que seriedad se toman el trabajo los propios mecánicos del centro. 

En nuestro taller cumplimos con todos estos requisitos y además contamos con precios muy competitivos. Si quieres más información, no dudes en contactarnos.