Cualquier jefe de taller mecánico de Valencia sabe que la cantidad de vehículos eléctricos que deben reparar ha aumentado estos últimos años. Sin embargo, las ventas de este tipo de automóviles en España, apenas unas 3.000 unidades en junio de este año, están muy alejadas de las cifras de países de nuestro entorno como Noruega, Francia o Alemania. 

Las ventajas principales del coche eléctrico, el coste medio por kilómetro recorrido y las nulas emisiones de contaminación acústica y atmosférica, son los factores que determinan que las ventas no paren de crecer, aunque lentamente. Para hacerte una idea del ahorro que puede suponer adquirir un vehículo de este tipo, recorrer 100 kilómetros apenas te costará un euro.

Por otro lado, las visitas a tu taller mecánico en Valencia serán menos frecuentes debido a que este tipo de coches presentan menos averías. Esto sucede simplemente porque los autos eléctricos tienen menos partes móviles en sus motores.

Las ventajas impositivas de las que se benefician, aunque recortadas recientemente, son un incentivo más a la hora de decidirse por un vehículo eléctrico. Además, las primas de seguros son normalmente más bajas que las de un automóvil de combustión interna. 

El principal problema de los automóviles es la escasez de puntos de recarga, difíciles de encontrar incluso en grandes ciudades. Además, no debes olvidar que tendrás que instalar en casa un cargador cuyo coste puede rondar los 2.000 euros. 

La velocidad máxima que pueden alcanzar es otro de los retos que aún deben superar este tipo de coches. Además, no se conducen igual que los de combustión (carecen de marchas), por lo que tendrás que pasar por un período de adaptación que puede ser más o menos largo.

En Talleres Voramar somos conscientes de la constante evolución del mundo del automóvil. Por ello, actualizamos y mejoramos constantemente nuestros servicios para adaptarnos a todas las necesidades de nuestros clientes.